14 clásicos infantiles y juveniles (según Marc Soriano y Graciela Montes)

“Un clásico es un libro que nunca termina de decir lo que tiene que decir”.

Italo Calvino.

Marc Soriano*– profesor en Filosofía, doctor en Lsoriano (1)etras, nacido en Francia- orientó sus investigaciones hacia un campo poco trabajado de la cultura: la reflexión sobre la literatura infantil y la literatura popular. Es autor de una monumental obra, la Guide pour la jeunesse, “La literatura para niños y jóvenes. Guía de exploración de sus grandes temas” en castellano, publicada originalmente en su país en 1975 y actualizada veinte años después. En 1995, lo fue en español por primera vez, a través de Ediciones Colihue, con la traducción de la escritora argentina Graciela Montes.

El trabajo de ella incluyó también notas, sugerencias de bibliografía complementaria y agregados de fichas. Contó con el estímulo y la aprobación de M. Soriano quien incorporó a las ediciones europeas muchos de esos aportes.

En la sección correspondiente a “Clásicos infantiles y juveniles”, Soriano incorpora sendos listados de “Diez clásicos del repertorio francés” y “Diez clásicos internacionales”. Graciela Montes, agrega algunos propios de nuestro continente, con esta nota: “sin ambiciones de completar la decena, permítasenos agregar a esta lista- que también tiene vigencia entre nosotros- algunos “clásicos” americanos”. 

graciela montes 3

Graciela Montes

Aquí van pues, para compartir con todxs, los clásicos según la fundamental Guía de Soriano, con los aportes de Montes:

 

 

  1. Andersen, Hans Christian, Cuentos.

  2. Collodi, Carlo, Pinocho.

  3. Defoe, Daniel, Robinson Crusoe.

  4. Lagerlöf, Selma, El maravilloso viaje de Nils Holgersson.

  5. Perrault, Charles, Contes de ma Mére l’Oye (Los cuentos de Mamá Oca).

  6. Stevenson, Robert Louis, La isla del tesoro.

  7. Swift, Jonathan, Los viajes de Gulliver (dos primeros viajes) 

  8. Twain, Mark, Huckleberry Finn. 

  9. Verne, Julio, Voyage au centre de la Terre o L’ile mistérieuse (Viaje al centro de la tierra o La isla misteriosa). 

  10. Martí, José, La Edad de Oro. 

  11. Monteiro Lobato, José Bento, Reinacoes de Narizinho

  12. Quiroga, Horacio, Cuentos de la selva. 

  13. Villafañe, Javier, Los sueños del sapo. 

  14. Walsh, María Elena, Cancionero. 

 

“Alguna vez los hombres serios abandonaron los libros de aventuras, como una literatura de segunda categoría, así como abandonaron los juegos, y dejaron ese material para los chicos y los jóvenes, porque entre las cosas serias que debían hacer los hombres, ya no entraba viajar por los mares del Caribe ni correr tantos peligros junto con Sandokán y los Tigres de la Malasia.

Abandonaron Jack London y Stevenson, Mark Twain y Salgari, y Daniel Defoe y su Robinson Crusoe, y a Melville con su Moby Dick, y Las mil y una noches y a Alejandro Dumas con Los tres mosqueteros y El Conde de Montecristo, sin entender que, como dice Italo Calvino, “Un clásico es un libro que nunca termina de decir lo que tiene que decir”.

¿Por qué leer los clásicos?, pregunta y se pregunta Calvino en un brillante análisis de los motivos que puedan justificar su lectura, y después de dar múltiples argumentos termina con un argumento irrebatible donde se sintetiza todo lo que no se puede decir pero que vale la pena:”Porque es mejor leerlos que no leerlos”.

Si los cuentos del mundo comenzaron con el Gilgameth, con un arca repleta de animales, con Ulises por mares poblados de sirenas, y siguieron con caballos voladores y alfombras voladoras y monstruos indescriptibles, bienaventurados los chicos y los jóvenes que heredaron tanta hermosura.

Lástima para los hombres grandes que no la supieron guardar. Lástima para el que perdió esa riqueza que nos abre un permiso y que nos incita a viajar hasta los lugares más secretos del mundo, y de uno mismo, porque los ritos de iniciación nunca se terminan. Y se olvidaron —ocupados en esas cosas llamadas importantes—, de seguir buscando la felicidad.

Y de paso, también, se olvidaron de querer imponer la justicia y cambiar el mundo. Se olvidaron de los deseos de “ser un bandido, estrangular corregidores libidinosos, proteger viudas y ser amados por singulares doncellas”.

Gustavo Roldán 

(Texto de las ponencias presentadas en la mesa redonda “Una maleta de clásicos (Los inolvidables de la Literatura Infantil y Juvenil)”, realizada durante la 14ª Feria del Libro Infantil y Juvenil (Buenos Aires, julio de 2003) 

gustavo roldán 3

Gustavo Roldán

El texto completo y varios artículos sobre “Los inolvidables  de la Literatura Infantil y Juvenil” en http://www.imaginaria.com.ar/11/0/roldan.htm

Comparto links relativos a algunos de ellos. Queda como tarea pendiente, el ampliar y profundizar información y análisis sobre cada uno de estos clásicos y sus autores.

Andersen:

http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/euro/andersen/hca.htm

Viajes de Gulliver en:

Un excelente análisis de la obra de Perrault en:

http://www.imaginaria.com.ar/2012/12/los-cuentos-de-charles-perrault-cuentos-maravillosos-o-documentos-historicos/

caperucita Doré

 

Un artículo muy completo sobre la obra de Julio Verne en http://julesverneastronomia.blogspot.com.ar/2012/12/viaje-al-centro-de-la-tierra-de-julio.html

julio-verne-viaje-al-centro-de-la-tierra-ed-difusion-4016-MLA117903209_728-F

La obra “La edad de oro” de José Martí en este sitio educativo de la Rep. Oriental del Uruguay;:

http://www.edu.mec.gub.uy/biblioteca_digital/libros/M/Marti,%20Jose%20-%20Edad%20de%20oro,%20La.pdf

libro-la-edad-de-oro-jose-marti-4554-MLA3708411236_012013-F

la edad de oro dedicatoria

 

 

“Las travesuras de Naricita” (Reinacoes de Narizinho), de Monteiro Lobato

ha tenido una reedición en 2010 por Losada. Aquí un artículo aparecido en el diario Página 12 sobre ella y la infuencia de la obra en América. En este mismo blog, hay una mención a este clásico en el cuento “Felicidad clandestina” de la escritora brasileña Clarice Lispector.

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/libros/10-3886-2010-06-20.html

narizinho

“Los sueños del sapo”(cuento) de Javier Villafañe en:

http://www.me.gov.ar/construccion/pdf_derechos/identidad.pdf

los sueños del sapo

javier_villafane

“Los sueños del sapo”

Una tarde un sapo dijo:

– Esta noche voy a soñar que soy árbol.

Y dando saltos, llegó a la puerta de su cueva. Era feliz; iba a ser árbol esa noche.

Todavía andaba el sol girando en la vereda del molino. Estuvo largo rato mirando el cielo. Después bajó a la cueva, cerró los ojos y se quedó dormido.

Esa noche el sapo soñó que era árbol.

A la mañana siguiente contó su sueño. Mas de cien sapos lo escucharon:

– Anoche fui árbol – dijo -, un álamo. Estaba cerca de unos paraísos. Tenía nidos. Tenía raíces hondas y muchos brazos como alas, pero no podía volar. Era un tronco delgado y alto que subía. Creí que caminaba, pero era el otoño llevándome las hojas. Creí que lloraba, pero era la lluvia. Siempre estaba en el mismo sitio, subiendo, con las raíces sedientas y profundas. No me gustó ser árbol.

El sapo se fue, llegó a la huerta y se quedó descansando debajo de una hoja de acelga.

Esa tarde el sapo dijo:

– Esta noche voy a soñar que soy río.

Al día siguiente contó su sueño. Más de doscientos sapos formaron rueda para oírlo.

– Fui río anoche – dijo-. A ambos lados, lejos tenía las riberas. No podía escucharme. Iba llevando barcos. Los llevaba y los traía. Eran siempre los mismos pañuelos en el puerto. la misma prisa por partir, la misma prisa por llegar. Descubrí que los barcos llevan a los que se quedan. Descubrí también que el río es agua que está quieta, es la espuma que anda; y que el río siempre está callado, es un largo silencio que busca orillas, la tierra, para descansar. Su música cabe en las manos de un niño; sube y baja por las espirales de un caracol. Fue una lástima. No vi una sola sirena; siempre vi peces, nada más que peces. No me gustó ser río.

Y el sapo se fue, volvió a la huerta y descansó entre cuatro palitos que señalaban los límites del perejil.

Esa tarde el sapo dijo:

– Esta noche voy a soñar que soy caballo.

Y al día siguiente contó su sueño. Más de trescientos sapos lo escucharon. Algunos vinieron de muy lejos para oírlo.

– Fui caballo anoche – dijo-. Un hermoso caballo. Tenía riendas. Iba llevando un hombre que huía. Iba por un camino largo. Crucé un puente, un pantano; toda la pampa bajo el látigo. Oía latir el corazón del hombre que me castigaba. Bebí en un arroyo. Vi mis ojos de caballo en el agua. Me ataron a un poste. Después vi una estrella grande en el cielo; después el sol; después un pájaro se posó sobre mi lomo. No me gustó ser caballo.

Otra noche soñó que era viento. Y al día siguiente dijo:

– No me gustó ser viento.

Soñó que era luciérnaga, y dijo al día siguiente:

– No me gustó ser luciérnaga.

Después soñó que era nube, y dijo:

– No me gustó ser nube.

Una mañana los sapos lo vieron muy feliz a la orilla del agua.

-¿Por qué estás tan contento? – le preguntron.

Y el sapo respondió.

– Anoche tuve un sueño maravilloso. Soñé que era sapo.

Javier Villafañe

 *Marc Soriano

Nació en El Cairo en 1914 y murió en Francia en 1994. Profesor de Filosofía, doctor en Letras, miembro de la Resistencia Francesa, Gran Premio de la Academia de Francia. Fue el creador de cátedras de investigación en L’Ecole pratique des Hautes Études de Parías sobre literatura infantil y literatura popular. Autor de un ensayo ya clásico, Los cuentos de Perrault. Erudición y tradiciones populares, que le valió el Premio Sainte-Beuve, realizó un abordaje sistemático y profundo de temas soslayados por la gran crítica. La Guide pour la jeunesse, publicad en 1975 en Francia-inédita en lengua española- le permitió posar su mirada poderosa e inquieta sobre el conjunto de manifestaciones culturales para niños y jóvenes. Analizó, a través de artículos ordenados alfabéticamente, temas, autores, obras clásicas y contemporáneas, con un enfoque multidisplinario capaz de poner en evidencia los lazos entre el individuo, su tiempo y las manifestaciones culturales.

Pese a la grave enfermedad que lo afectaba, Soriano encaró la actualización de su Guide. tuvo la lucidez de comprender que los últimos veinte años habían modificado lo suficiente al mundo como para que fuera necesario replantear temas, sugerir otros, alertar sobre las formas de exclusión que iban avanzando, considerar el impacto creciente de los medios sobre la cultura. El análisis de la literatura infantil y juvenil, como el de todos los grandes temas, era para M. Soriano, una tarea siempre en gestación, expresión del tejido social, de sus actores, terreno de luchas agitadas, de debates tácitos, juego entre lo imaginario y lo real, entre el sujeto y su época. Un espacio demasiado decisivo para quedar al margen de la reflexión. Su muerte se produjo cuando completado la actualización de esta obra monumental.

Pueden encontrar más información sobre la “Guía..” en este enlace: http://www.imaginaria.com.ar/01/2/soriano.htm

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de habíaunaveztruz

Me llamo Lorena Udler y vivo en la misma ciudad donde nací, Rosario, Argentina. Soy docente en la escuela primaria pública, trabajé muchos años como maestra de grado y ahora soy directora. Me gusta leer y escribir desde niña. Mi familia me trasmitió el gusto por los libros y las bibliotecas. Cuando empecé a trabajar como maestra, aprendí mucho con mis alumnos y alumnas sobre nuevos textos y otras maneras de crearlos, inventarlos y jugar con ellos. Gracias a los chicxs, en definitiva, mi interés por la literatura aumentó y conocí más autores de la denominada “infantil y juvenil”. Todo esto me entusiasmó y me llevó a estudiar el postítulo de Literatura Infantil de la Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Rosario. La divulgación y la generación de espacios de promoción de lectura es uno de los motores principales de mi trabajo y en este blog. También me gusta mucho cantar y, por esa razón, he incursionado en la interpretación de música popular hace unos años. Todas las expresiones del arte embellecen mi vida. El cine y la plástica también son parte de mi pequeño universo. Así como la idea de que esta belleza necesita de justicia e igualdad de acceso para todxs es uno de los nortes de mi estar y mi hacer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Hastaelnocau

Blog de Marco Teruggi

habíaunaveztruz

apuntes, comentarios, ideas sobre literatura infantil

La memoria y el sol

LIJ - Ilustración

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: