El Cambá Bolsa, la Llorona, la Luz Mala y el Lobizón contados por chicos y chicas

Los chicos y las chicas que narraron estas historias cursaban 5to. grado en 1997. Les habían sido trasmitidas por sus familiares y eran parte de conversaciones cotidianas en la escuela, donde yo era una de sus maestras. Estos relatos forman parte de la tradición oral del Litoral y otras provincias del Norte argentino, de donde habían migrado sus padres o abuelos, y evidenciaban constituir, en ese momento, un conjunto de creencias muy arraigadas en los niños y niñas. Aunque las historias de monstruos y aparecidos son siempre atractivas, en este caso, había un plus muy importante: los protagonistas o testigos eran parientes cercanos, estaban contadas en 1ra. persona o en 3ra. persona como narradores internos.

Así que decidí que con este rico caudal cultural teníamos mucho que hacer y que recuperar, en una realidad de gran asimetría social en la que mis alumnos y alumnas, y sus familias, estaban siendo fuertemente excluídos de múltiples espacios materiales y simbólicos. Ésta se erigía en una gran ocasión de aprendizaje, de encuentro, de revalorización y apropiación de identidad.  La propuesta fue recopilar por escrito las historias de boca de una mamá, un abuelo, un tío, un papá. La tarea de poner en primer plano las voces y las palabras de quienes no son las “autorizadas”, para esta vez ser habilitadas, generó mucho entusiasmo. La convocatoria superó las expectativas y aparecieron muchos relatos de personajes mágicos, de ángeles y demonios, de mitos populares. Los leímos en clase. Así pensamos y elaboramos una publicación donde reunir todos los textos y que contara con la participación de tod@s y cada un@; eso implicó hacer más borradores, pulir las escrituras, ilustrar, trabajar en equipos en hojas del mismo formato, …Una vez terminado, el “libro de leyendas” podía ser llevado por cada chico y chica a su casa. En ese momento, tenía tapas grandes de goma eva abrochadas que, si bien perduraron al paso del tiempo, fueron reemplazadas por un anillado con portada plástica, para su mejor conservación.

En esta ocasión, comparto una selección de textos de una de las secciones de la recopilación, la denominada “Leyendas de las provincias de nuestros padres y abuelos (Corrientes, Chaco, E. Ríos, Santa Fe, Misiones y Santiago del Estero)”. En otras entradas, habrá más, seguramente sobre personajes venerados por el pueblo y otros relativos a la religiosidad.

Autores: alumnos y alumnas de 5to. A y B de la escuela N° 1090 de Rosario, año 1997, cuyos nombres figuran en cada título.

Nota: quedan pendientes de ser incluídas las ilustraciones que acompañan los textos. Que no aparezcan hoy responde a un motivo puramente tecnológico.

El cambá bolsa

por Ezequiel Quiñonez

Cambá bolsa significa “hombre negro de la bolsa”.

El cambá bolsa se robaba a los chicos y se los llevaba al monte y les sacaba toda la sangre.

Después, entre todos los obrajeros lo encontraron y lo  mataron.

Finalmente lo enterraron en el monte.

El dueño del girasol

por Pablo Rojas

Esto pasó en Corrientes. Mi mamá me contó una historia que se llama “El dueño del girasol”. Cuando se destruía una planta que se llama girasol, salía un duende con un sombrero muy grande. Dicen que había matado a más de 100 personas.

A mi mamá una vez se le apareció el duende mientras dormía. Pero resultó que mi abuela ya sabía como lo podía ahuyentar: con un trébol de cuatro hojas. Entonces, mi mamá, buscó uno y, antes de ir a dormir, se lo puso cerca.  Esto espantó al duende, que desapareció. Mi mamá estaba muy feliz.

La leyenda de la llorona (1)

por Alejandra García y Patricia Moreira

Hace mucho tiempo, mi tía había dejado la ventana abierta porque hacía mucho calor. A la medianoche, cuando fue a cerrarla porque había refrescado, vio a la “llorona” que estaba ahí pero que enseguida salió corriendo.

Al ratito, cuando fue a apagar la luz de afuera, vio una sombra. La llorona estaba en el patio. Mi tía hizo un ruido que ella escuchó. Asustada, saltó el tejido y se fue.

La leyenda de la llorona (2)

por Vanesa Sánchez y Matías Vázquez

Mi tío me contó que una noche cuando se iba al baile, cruzó una cancha y vio a una chica vestida de blanco. La llevó con él.

Cuando iban llegando, la chica vio las luces y se convirtió en la llorona. Mi tío empezó a correr. Cuando llegó a la casa, agarró la pistola del padre y le dio un balazo a la mujer. Mi tío vivió feliz para siempre y la llorona murió.

Loco del trigal

por Luciana Monzón y Elsa Sánchez

En un campo una vez, hace mucho tiempo, había un hombre llamado Rafael.

El hombre trabajaba entre las plantas del trigo. Al anochecer, cuando se marchaba a su casa se le apareció la Bruja del trigal.

Rafael salió corriendo y le empezó a contar a todo el mundo. Todos lo trataban del “Loco del trigal”.

Luz mala

por Lisandro Oliva

En la provincia del Chaco se habla mucho de la “luz mala”. Se cuenta que son los huesos de los animales muertos en el monte. La gente cuenta que, muchas veces, a los que viven en el monte, cuando andan a la noche, se les aparece una luz tan fuerte que los maldice. O los hace ser un hombre lobo. Y muy asesino.luz mala

Mi mamá una vez fue al monte con sus hermanos a cazar y a cosechar. Se hizo muy de noche y ellos todavía no regresaban. Ella se separó de los demás y se le apareció una luz tan fuerte que le hizo lagrimear mucho los ojos. De repente, gritó, la luz desapareció y los hermanos vinieron y la llevaron a la casa.

Cuando llegaron, mi mamá empezó a tener mucha fiebre, tos y resfrío y no se curaba con nada. Mi abuela la llevó a la casa de Don José, el curandero. Él la sanó y nunca le volvió esa enfermedad.

Noche de lluvia

por Sonia Fernández y Stella Mendoza

Un día, mi mamá con mi hermanito se fueron al almacén. Era de noche, una noche muy fea, lloviznaba. De pronto, les apareció un hombre que se empezó a convertir en un bicho tan feo. Venía hacia ellos. Mi mamá y mi hermanito se asustaron, lo miraron con miedo.

Enseguida llegaron mis dos tíos. Uno de ellos agarró una botella, apoyó sus labios en ella y empezó a chiflar. El bicho empezó a revolcarse y a arrastrarse en el suelo. Mis tíos descubrieron que era el lobizón.

Dicen que si un hombre tiene siete hijos varones, éste es el número del lobizón. Si una mujer tiene siete hijas mujeres, es el de la bruja. Dicen que la luz mala te aparece a la noche. La bruja, el lobizón y el Alma, todos esos bichos, te aparecen siempre de noche.

La leyenda del lobizón

por Gladys Maidana y Silvina Benítez

Mi abuelo, que vivía en Corrientes, en el campo, un día me contó una historia.

La misma dice que habiendo siete hermanos varones, el último es yagua-bicho o lobizón. Que es diferente a sus hermanos, extraño, que le gusta jugar con los perros y que los viernes de luna llena se transforma en lobizón hasta el otro día. Al despuntar el alba vuelve a ser normal.

Anuncios

Acerca de habíaunaveztruz

Me llamo Lorena Udler y vivo en la misma ciudad donde nací, Rosario, Argentina. Soy docente en la escuela primaria pública, trabajé muchos años como maestra de grado y ahora soy directora. Me gusta leer y escribir desde niña. Mi familia me trasmitió el gusto por los libros y las bibliotecas. Cuando empecé a trabajar como maestra, aprendí mucho con mis alumnos y alumnas sobre nuevos textos y otras maneras de crearlos, inventarlos y jugar con ellos. Gracias a los chicxs, en definitiva, mi interés por la literatura aumentó y conocí más autores de la denominada “infantil y juvenil”. Todo esto me entusiasmó y me llevó a estudiar el postítulo de Literatura Infantil de la Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Rosario. La divulgación y la generación de espacios de promoción de lectura es uno de los motores principales de mi trabajo y en este blog. También me gusta mucho cantar y, por esa razón, he incursionado en la interpretación de música popular hace unos años. Todas las expresiones del arte embellecen mi vida. El cine y la plástica también son parte de mi pequeño universo. Así como la idea de que esta belleza necesita de justicia e igualdad de acceso para todxs es uno de los nortes de mi estar y mi hacer.

  1. daniel

    muy lindo tu trabajo los felicito

  2. muchas gracias, Daniel!
    Próx. habrá otra entrada con textos sobre deidades o héroes populares

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Hastaelnocau

Blog de Marco Teruggi

habíaunaveztruz

apuntes, comentarios, ideas sobre literatura infantil

La memoria y el sol

LIJ - Ilustración

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: